Seleccionar página

Vivir

Nunca imaginé un 2020 así, empecé el año de la peor manera posible. Mi hermano pequeño decidió que este mundo era demasiado duro y frío para él y decidió marcharse. A partir de ese día la vida nos cambió de una manera radical. Llegó marzo y con el llegó el confinamiento. Al principio me pareció ciencia ficción por lo devastador y cruel. En mi día a día sufrí el llorar la perdida de un ser tan  querido sin poder tener la escapatoria de huir al trabajo y olvidar por un momento todo esto. Ves las noticias y ves lo duras qué están siendo las vidas de mucha gente y piensas, en serio? Esto puede estar pasando de verdad? Y sí, la respuesta es que hay tanta gente sufriendo que te planteas de nuevo tu vida. Tenemos que ayudarnos más y mejor, disfrutar de los momentos inolvidables que nos dejan los demás y vivir, sí, VIVIR. Demasiado corta la vida como para no hacerlo.

Colabora con nosotros

Buscamos personas o empresas que deseen aportar su granito de arena. Descubre como puedes ayudar en:

Síguenos en las redes sociales …