Seleccionar página

MI NUEVA VIDA

Hola, soy una enfermera (como tantíisimas otras) que trabaja en un Hospital, en este caso en una UCI.

No se ni por donde empezar la verdad…a nivel personal esta pandemia me ha “tocado” mucho, supongo que como al resto de la población, porque es una situación nueva, desconocida, estresante…porque a la situación hay que añadir la incertidumbre, que al menos en mi caso es lo que peor llevo.

Mi confinamiento y el de mi pareja (también sanitario) empezó 5 dias antes de ese 14 de marzo, porque en mi servicio ya había aparecido un caso y no queriamos poner en peligro a “los nuestros”. Se me ha hecho muy dificil, porque me dedico a CUIDAR y no poder cuidar de los tuyos se hace cuesta arriba (aunque sé que les estoy cuidando, no viendoles). Pero hay cumpleaños, día del padre, aniversarios… y por desgracia hasta un fallecimiento de un familiar muy cercano. Que muchas veces no sabes ni como gestionar.

Ademas para mi a nivel psicologico ha sido duro. Mi trabajo me ha repercutido bastante en mi caracter. Sobretodo al principio, estaba muy irascible. No era capaz de “desconectar” de mi jornada. Yo antes de esta “pesadilla” salia de mi horario laboral y conseguía dejar en el hospital las historias (evidentemente algunas no, porque vemos muy de cerca situaciones/vivencias muy puñeteras). Pero llevamos casi 1 mes en el que salia del trabajo y solo pensaba en eso. En como actuar, intentaba recrear situaciones para cuando tuviesen lugar no me pillaran desprevenida y así evitara contagiarme y sobretodo CONTAGIAR, porque nadie queremos traernos “al bicho” a casa. Ademas los protocolos han ido cambiando casi antes de poder interiorizar uno y eso me generaba tambien mucho estres. Ademas tenemos un grupo de Whatsaap del trabajo y a cualquier hora alguien consulta dudas, propone cambios… por lo que en las horas libres no consigues “desconectar”.

A dia de hoy estoy mejor, a ciencia cierta no se si porque la situación ha mejorado o porque nos hemos “acostumbrado” a esta “pesadilla”.

Lo que me sigue generando estrés, es la incertidumbre de cuando por fin se terminará todo, cuando podremos abrazar a los nuestros, cuando podremos retomar las cosas pendientes…Y a esa incertidumbre le acompaña el miedo de si esto se acabará definitivamente o por desgracia habremos modificado nuestras conductas sin poder recuperar las anteriores.

Colabora con nosotros

Buscamos personas o empresas que deseen aportar su granito de arena. Descubre como puedes ayudar en:

Síguenos en las redes sociales …