Seleccionar página

Corona de princesa

Tengo una hija de 2 años, de hecho, su segundo año lo ha cumplido en pleno confinamiento, en estos días la he visto crecer a cada minuto y yo misma he crecido con ella. Cuando decretaron el estado de alarma la miré y pensé “a ver cómo lo lleva” y ahora mismo la miro y pienso ¡cómo lo lleva!. En estos días nos hemos unido más si cabe, mi pequeña me ha ayudado a cocinar, a limpiar, a regar y a bailar, a sonreír cada día, a tener un motivo por el que mejorar como persona y por el que ver el lado bueno de las cosas. Me ha enseñado que no necesita de grandes planes para disfrutar del día, que el tiempo se mide con miradas, juegos, dibujos y sonrisas. Además, he podido verla comenzar a conjugar verbos y con sólo 2 primaveras me ha encogido el corazón cuando de un día a otro pasó de decir “abíbame” para pedirme que la cogiera en brazos a decirme “¿estás bien, mami?”

He de decir, que desde el primer momento en que te tuve en mis brazos, mi pequeña, supe que eras especial. Por eso eres la protagonista de mi vida y de mi texto y además, ahora te corono como la princesa del confinamiento, que luchó contra todos los miedos, los suyos y los míos, para ser felices y comer macarrones! Te quiero pollito, gracias por ser tal y cómo eres. Mamá.

Colabora con nosotros

Buscamos personas o empresas que deseen aportar su granito de arena. Descubre como puedes ayudar en:

Síguenos en las redes sociales …